No por madrugar amanece más temprano: Indica que no siempre se puede acelerar el resultado o el proceso de algo simplemente por empezar antes. A veces, las cosas tienen su propio ritmo.