No sólo de pan vive el hombre: Refleja la idea de que las necesidades humanas van más allá de lo básico, como la comida, y también incluyen aspectos emocionales, espirituales y sociales.