No son todos ruiseñores los que cantan entre las flores: Nos recuerda que las apariencias pueden ser engañosas y que no todas las personas son lo que parecen ser a primera vista.