No te acompañes ni de amigo lisonjero ni de fraile callejero: Advierte contra las amistades falsas o interesadas, ya sea alguien que te elogia en exceso o alguien que solo está cerca por conveniencia.