No vendas la piel del oso antes de haberlo cazado: Advierte contra la presunción y el exceso de confianza en los resultados antes de que ocurran.