No voy a misa porque estoy cojo, pero a la taberna me voy poquito a poco: Se utiliza para expresar la idea de que una persona puede encontrar excusas para evitar las responsabilidades o los compromisos, pero aún puede hacer cosas que le gustan.