Nunca llueve a gusto de todos: Nos dice que es imposible satisfacer a todas las personas, ya que cada una tiene sus propias preferencias y deseos.