Nunca vivas pobre para morir rico: Indica que no debes sacrificar la calidad de vida o la felicidad en el presente con la esperanza de acumular riqueza en el futuro.