Ojo al dinero, que es el amor verdadero: Este refrán resalta la importancia de ser cuidadoso y responsable con el dinero, ya que puede ser una fuente de problemas o conflictos. El amor al dinero puede llevar a situaciones problemáticas.