Ojos de lindo color, no por eso ven mejor: Este refrán desafía la creencia de que las personas con características físicas atractivas tienen una perspectiva más clara o una visión más aguda de la realidad. Hace hincapié en que la belleza física no está relacionada con la inteligencia o la percepción.