Otoño entrante, barriga tirante: Este refrán alude al hecho de que, en el otoño, a menudo se disfrutan comidas más abundantes y nutritivas, lo que puede llevar a que la barriga se sienta más llena y tensa.