Otro día amanecerá y buen tiempo hará: Este refrán transmite la idea de que, incluso en momentos difíciles o adversos, habrá días mejores en el futuro. Sugiere que las dificultades no son permanentes y que hay esperanza de que las cosas mejoren.