Para dar y tener, seso es menester: Destaca la importancia de la inteligencia y el juicio al dar y recibir. Implica que es necesario tener sabiduría para administrar correctamente los recursos.