Para fastidiar al patrón, no como lentejas: Este refrán insinúa que algunas personas pueden negarse a hacer algo que no les gusta o que va en contra de sus intereses, incluso si eso significa causar molestias a su superior o patrón.