Perdona una vez; pero nunca tres: Sugiere que es válido perdonar a alguien una vez, pero si esa persona reincide en el mismo error, no se debe seguir perdonando repetidamente.