Por sus hechos, los conoceréis: Este refrán enfatiza que el verdadero carácter o naturaleza de una persona se conoce a través de sus acciones y comportamiento.