Pronto y bien no hay quien: Significa que hacer algo rápidamente no garantiza que se haga correctamente, y es importante tomarse el tiempo necesario para hacer las cosas bien.