Quien con hambre se acuesta, con pan sueña: Sugiere que las preocupaciones o necesidades básicas pueden influir en los sueños y pensamientos de una persona.