Quien de valor hace alarde, tiene mucho de cobarde: Advierte que aquellos que presumen de su valentía suelen ser menos valientes de lo que parecen.