Se toca con los ojos y se mira con las manos: Sugiere que las apariencias a menudo son engañosas y que es importante confiar en lo que se siente o se experimenta en lugar de solo en lo que se ve.