Si quieres de tu amigo probar su voluntad, finge necesidad: Este refrán sugiere que si deseas probar la verdadera amistad de alguien, puedes simular una necesidad y ver si están dispuestos a ayudarte.