Tal para cual, Pascuala con Pascual: Este refrán sugiere que dos personas son adecuadas o compatibles entre sí debido a sus similitudes en personalidad, comportamiento o características. En este caso, se mencionan dos nombres, Pascuala y Pascual, para enfatizar que son adecuados el uno para el otro.