Tan contenta va una gallina con un pollo como otra con ocho: Este refrán enfatiza que la satisfacción o felicidad de una persona no depende de la cantidad, sino de la calidad de lo que tiene. Se compara la alegría de una gallina que tiene un solo pollo con la de otra que tiene ocho, para mostrar que ambas están igualmente contentas.