Tanto tienes tanto vales: Este refrán implica que el valor de una persona se basa en su riqueza o posesiones materiales. En otras palabras, se sugiere que una persona es valorada por la cantidad de riqueza que posee.