Tarea hecha a destajo no vale por mil y mil no valen por una: Este refrán sugiere que la calidad y el valor de una tarea bien hecha no pueden ser reemplazados por la cantidad de trabajo realizado apresuradamente o sin cuidado. En otras palabras, es mejor hacer una tarea con dedicación y atención que realizar muchas tareas de manera descuidada.