Tiempo dormido, tiempo perdido: Este refrán resalta la importancia de aprovechar el tiempo y no perderlo en la inactividad o el ocio. Sugiere que cuando estamos durmiendo o perdiendo el tiempo, podríamos estar haciendo algo más productivo.