Todo el mundo es generoso dando lo que no es de ellos: Este refrán critica la hipocresía de las personas que aparentan ser generosas o altruistas, pero en realidad están compartiendo o dando cosas que no les pertenecen o que no les cuestan nada. Pone énfasis en la importancia de la generosidad auténtica y desinteresada.