Toma casa con hogar y mujer que sepa hilar: Este refrán aconseja que, al buscar una pareja o establecer un hogar, es importante considerar más que la apariencia exterior. Se enfoca en la idea de que una casa verdaderamente acogedora es aquella donde la mujer (o pareja) es hábil en las tareas domésticas y capaz de mantener un ambiente cálido y cómodo en el hogar.