Torres más altas cayeron: Este refrán sugiere que incluso las personas o instituciones poderosas y prominentes pueden enfrentar dificultades o caer. Hace hincapié en que nadie está exento de las adversidades de la vida y que la humildad es importante.