Trece morcillas tiene un cerdo, ni te las doy ni te las cuento: Este refrán es humorístico y juega con la idea de que un cerdo podría tener trece morcillas, pero no se las dará a nadie ni las contará, ya que son su tesoro secreto. Es una expresión que se utiliza para resaltar la importancia de mantener ciertas cosas en privado o como un chiste.