Tu desnudo y yo sin bragas, algo me hagas: Este refrán es una expresión humorística o picante que puede utilizarse en un contexto de coqueteo o en tono juguetón. La idea es que si una persona se encuentra en una situación comprometida, como estar desnuda, la otra persona puede sentirse incómoda o desear que se haga algo al respecto para aliviar la situación. Puede ser una forma ingeniosa de expresar un deseo o atracción.