Un mes antes y otro después de Navidad, es invierno de verdad: Este refrán señala que el período de invierno abarca más tiempo del que generalmente se considera como la temporada invernal. Indica que el frío y las condiciones invernales pueden extenderse tanto antes como después de la festividad de Navidad.