No le pongas tanto huevo a la harina; porque se te amarilla el pan: Advierte contra el exceso de confianza o arrogancia en una tarea o proyecto. Si uno se excede o se siente demasiado seguro, podría cometer errores o fracasar.